Seguros para Restaurantes


Cuida tu Restaurante

Si trabajas en un restaurante lo sabes; perteneces al sector con más probabilidad de sufrir un siniestro durante el desempeño de tu actividad laboral. Cortes, resbalones por el suelo mojado, intoxicaciones de tus clientes, robo en tu local, un incendio, un apagón eléctrico que eche a perder tus productos refrigerados… Son tantos y tan variados riesgos los que se corre en un negocio de restauración que contar con un buen seguro de Comercio o Multirriesgo resulta indispensable.  Además, estos siempre cubren la Responsabilidad Civil; que cubre los daños que tú o tus trabajadores podáis causarle a terceros. Las indemnizaciones en estos casos suelen ser elevadas, por lo que estar asegurado puede ser un salvavidas para tu negocio.



¿Qué tipo de seguro necesita tu restaurante?

Los seguros de Comercio, también llamados Multirriesgo, para restaurantes son pólizas que protegen tanto tu local como tu actividad; en caso de que esta cause daños a terceros, tus bienes (comida y bebida guardada en neveras y congeladores), mobiliario (mesas, sillas) y equipo (máquina de café, caja registradora) de posibles siniestros como robos, actos vandálicos, incendios, inundaciones…



¿Qué debes proteger?

Si el local de tu restaurante es de alquiler solo necesitarás proteger el contenido (tus electrodomésticos, equipo electrónico, mercancías…), mientras que si eres el propietario, lo que te interesará asegurar será el continente (la estructura de tu local). Por supuesto, si además de ser el dueño del local también lo eres del negocio, el seguro de Comercio es el que necesitas para proteger tanto la Responsabilidad Civil como la seguridad de tu restaurante.


Coberturas Principales


Básico

 
  • Asistencia y urgencias
  • Asistencia jurídica

Pro

 
  • Robos y asociados
  • Responsabilidad civil
  • Explotación
  • Cobertura Patronal
  • Asistencia y urgencias
  • Asistencia jurídica

¿Qué tipos de Responsabilidad Civil son recomendables para tu restaurante?


Responsabilidad Civil patronal

Cubre los accidentes que podrían sufrir tus empleados: cortes con un cuchillo, quemaduras con el fuego mientras cocinan…

Responsabilidad Civil de productos

Cubre las indemnizaciones que debas realizar a tus clientes en caso de que, por ejemplo, sufran una intoxicación por platos servidos en tu restaurante. 


¿Cuáles son los principales riesgos que debes cubrir en tu negocio?


Daños por fuego

En caso de pérdida de bienes asegurados como tu mobiliario, mercancías y productos de consumo.

Daños por explosión

Donde te indemnizarán incluso aunque no se haya producido un incendio.

Daños eléctricos

Si se producen alteraciones de tensión, cortes, etc.

Daños por Robo

Cerraduras forzadas, escaparates rotos y sustracción de la caja fuerte.


¿Qué no cubre?

En ningún caso tu seguro de restaurante cubrirá daños por:


Acciones realizadas a mala fe

Ya sean producidas por el asegurado o por el personal dependiente de éste.

Accidentes anteriores o posteriores a una póliza en vigor

Producidos antes o después de que la póliza esté activa.


Utilización de un objeto en condiciones precarias

Uso de un objeto que ya se veía dañado o roto.

La corrupción de datos electrónicos

Alteración consciente y voluntaria de los datos electrónicos reales.


FAQ’s

Son tantos y tan variados los riesgos que se corre en un negocio de hostelería y restauración; accidentes de tus clientes o provocados por éstos (intoxicación, tropiezos, caídas…), accidentes que pueden sufrir tus trabajadores (quemaduras, cortes…); y accidentes en el local (robo, desprendimiento de estructuras, incendio, inundación…), que tener un seguro en este sector resulta indispensable.

Sí, puesto que para que el Ayuntamiento te conceda el permiso de apertura de tu local necesitarás contar, al menos, con el Seguro de Responsabilidad Civil, que cubra los daños que tú o tus trabajadores podáis causarle a terceros accidentalmente; ya sean clientes, proveedores, repartidores…

Además, recuerda que en caso de siniestro, contar con un seguro que cubra tu local y las posibles indemnizaciones a las que tengas que hacer frente será vital para que puedas seguir desarrollando tu negocio.

Es el máximo de personas que puede haber a la vez dentro de un establecimiento. El aforo se determina por tu Comunidad Autónoma, en función de los metros y características con que cuente tu establecimiento.

Es la cobertura que te protege de los daños accidentales producidos a terceros por tus trabajadores, y es independiente del Seguro de convenio de accidentes de los trabajadores, que es la que les cubre a ellos en caso de sufrir algún accidente en el el lugar de trabajo..

Es la cobertura que te protege ante reclamaciones de terceros, y cubre las indemnizaciones que debas realizar a los mismos en caso de que sufran una intoxicación por el consumo de comida en mal estado, etc. Esta RC es solo es necesaria en caso de tener local o manufacturar tus propios productos.

Es la cobertura de los daños a terceros (los que puedas ocasionar sobre otros), ya sean clientes, repartidores, comerciales…

Es la cobertura de los daños que se puedan producir en un local de tu propiedad (RC Inmobiliaria) o de alquiler (RC Locativa) durante el desarrollo de actividad de tu negocio. Esta es la única actividad incluida en los 3 planes de seguro (basic, pro y plus) y solo es necesaria en caso de que tengas un local u oficina.


¿Por qué SingularCover?