Seguros para Oficinas y Despachos


Protege tu espacio de trabajo

Las oficinas y los despachos son espacios de trabajo que, a primera vista, pueden parecer seguros y poco susceptibles de sufrir siniestros. ¿Qué podría pasar sentado en una silla delante del ordenador? ¿Que se derrame un poco de café en el teclado? Cualquier hipótesis de accidentes puede parecer una exageración. No obstante, las oficinas y despachos tienen sus riesgos, y proteger tu negocio de estos es muy importante.



¿Por qué es importante tener un Seguro de Oficinas y Despachos?

Caídas por las escaleras, tropiezos con sillas fuera de su sitio, cortes por rotura de objetos, daños en espalda, tendinitis… Y por supuesto, los riesgos generales de cualquier negocio que disponga de un local: incendios, daños por agua, sobrecargas eléctricas, robo, pérdida de archivos, ciber ataques…Piensa la cantidad de horas diarias que se pasan en la oficina, y la de casos como estos que podrían darse en cualquier momento. Por eso es necesario contar con un buen seguro para oficinas y despachos.



¿Qué debes proteger?

Si el local de tu oficina o despacho es de alquiler solo necesitarás proteger el contenido (ordenadores, impresoras…), mientras que si eres el propietario, te interesará cubrir tanto el contenido como el continente (la estructura de tu local). Para ello contamos con los Seguro de Comercio o Multirriesgo, que cubrirá tanto el local como la Responsabilidad Civil de tu negocio.


Coberturas Principales


Básico

 
  • Asistencia y urgencias
  • Asistencia jurídica

Pro

 
  • Robos y asociados
  • Responsabilidad civil
  • Explotación
  • Cobertura Patronal
  • Asistencia y urgencias
  • Asistencia jurídica

Plus

 
  • Robos y asociados
  • Todo riesgo material
  • Responsabilidad civil
  • Explotación
  • Cobertura Patronal
  • Asistencia y urgencias
  • Asistencia jurídica

¿Qué coberturas necesita tu Seguro de Oficinas y Despachos?


Daños por fuego o explosión

En caso de pérdida de bienes asegurados como tu mobiliario o mercancías.

Daños por agua

 En caso de inundación, goteras o rotura de tuberías.

Daños eléctricos

Si se producen alteraciones de tensión, cortes, etc. que dañen tu equipo.

Transporte de mercancías

Esta cobertura puede ser útil en caso de que tengas un vehículo de empresa y en él transportes mercancías que pueden dañarse si se produce un siniestro.

Daños por fenómenos naturales

Producidos por caída de granizo, acción del viento, etc.

Responsabilidad Civil

Cubre los costes de indemnización por daños a terceros, producidos por ti o por tus trabajadores, a clientes que se encuentren en ese momento visitando tu oficina o despacho para cualquier evento o reunión. 

Accidentes

Cubre la indemnización en caso de que, por ejemplo, uno de tus empleados o cualquier persona externa que en ese momento se encuentre en las instalaciones, tropiece y se caiga por las escaleras.

Daños materiales

En caso de que se produzca un incendio, inundación, rotura de una ventana o incluso el robo de parte del equipo o mobiliario.

Avería de la maquinaria

En caso de que cualquier aparato electrónico (ordenadores, impresoras…) se rompa o sufra algún daño externo o interno que afecte al desarrollo diario de tu actividad profesional.

Robo

Las oficinas y despachos pueden ser una diana para robos, ya que en muchas de ellas el valor del equipo que contienen puede ser bastante elevado. 

Transporte de fondos

Cubre cualquier atraco que pueda producirse mientras tú o tus trabajadores os dirigís a ingresar dinero al banco.

Lucro cesante

En caso de que sufras un siniestro que te impida continuar con la rutina de trabajo en tu oficina o despacho, recibirás una indemnización diaria que te ayude a minimizar las pérdidas que vayas a tener.


¿Qué podría pasarte en tu oficina o despacho?


Un fallo eléctrico estropea tu equipo electrónico

Uno de tus empleados sufre un accidente

Un incendio daña tu oficina o despacho

Una tubería se rompe e inunda tu local

El cristal de tu oficina o despacho se rompe



¿Qué tipos de oficinas y despachos pueden necesitar este seguro?


Las agencias: inmobiliarias, de viajes, de seguros, etc.

Las asesorías, gestorías y notarías.

Los despachos: de abogados, de ingenieros, de arquitectos, etc…

Las oficinas y espacios de coworking


¿Qué no cubre?

En ningún caso tu seguro de Oficinas y Despachos cubrirá daños por:


Acciones realizadas a mala fe

Ya sean producidas por el asegurado o por el personal dependiente de éste.

Accidentes anteriores o posteriores a una póliza en vigor

Producidos antes o después de que la póliza esté activa.

Hechos no accidentales

Producidos por el uso incorrecto o desgaste por el paso del tiempo.


Utilización de un objeto en condiciones precarias

Uso de un objeto que ya se veía dañado o roto.

La corrupción de datos electrónicos

Alteración consciente y voluntaria de los datos electrónicos reales.

Contagio o la transmisión de plagas

Cualquier enfermedad que provenga de animales y plantas. Salvo en el caso de las floristerías y viveros.


FAQ’s

Trabajamos con Allianz, Generali, Fiatc, Caser y Liberty Seguros. Nos hemos asociado con los mejores para ofrecerte el mejor servicio, apoyado en las garantías que ofrecen empresas con millones de clientes y décadas de experiencia en la industria.

Sí, puesto que para que el Ayuntamiento te conceda el permiso de apertura de tu oficina necesitarás contar, al menos, con el Seguro de Responsabilidad Civil, que cubra los daños que tú o tus trabajadores podáis causarle a terceros accidentalmente; ya sean clientes, visitantes… Además, recuerda que en caso de siniestro, contar con un seguro que cubra tu local y las posibles indemnizaciones a las que tengas que hacer frente, será vital para que puedas seguir desarrollando tu negocio.

Si quieres contratar tu seguro con SingularCover y estás asegurado con otra compañía, tan solo necesitaremos tu consentimiento para realizar el cambio y que nos convirtamos en tu nuevo mediador. Del resto ya nos ocupamos nosotros para que tú no tengas que preocuparte de nada..


¿Por qué SingularCover?